Jardines y Edificios del Mediterraneo S.L.


 

La Naturaleza
 
Desierto de Tabernas... Desierto?

 

¿Creen que es un desierto?

     El Parque Natural Desierto de Tabernas oculta tras su aspecto desolador una riqueza  vegetal y faunística increíble.

 

     Fue declarado Parque Natural en 1989 por su valor paisajístico, geomorfológico y ecológico. Por la riqueza de su avifauna, se encuentra incluido en la directiva ZEPA.

     El desierto de Tabernas fue hace 8 millones de años una zona de tierras sumergidas hasta la falda de Sª de Filabres en cuyos bordes existen aún arrecifes de coral fósiles.

     Tras la posterior elevación de Sº Alhamilla se generó una zona marina intramontañosa que fue desecándose y generando depósitos sedimentarios de la zonas circundantes.

     Sobre este terreno un régimen de lluvias torrenciales y temperaturas muy duras fue provocando una fuerte erosión y desertización, convirtiendo a este enclave en el área más desértica de la Península Ibérica.

 

     Desértica no quiere decir desierta:

    Encontremos en ella endemismos perfectamente adaptados a las difíciles condiciones del ambiente como la Linaria nigricans. También podemos encontrar especies de gramíneas, como la avena estéril, la cebada silvestre, y el esparto común.

     En los números ramblas que existen encontramos otro tipo de vegetación, como son los tarays y las adelfas y agrupaciones de caña española.

     En cuanto a la fauna, encontramos representación de aves esteparias como la ganga y el alcaraván. En el año 2001 se registró por primera vez en la península la reproducción del Corredor sahariano en el parque, además de existir en este mismo entorno una de las poblaciones más importantes del escaso Camachuelo trompetero. Encontramos, también reptiles como el lagarto ocelado, la culebra de escalera, el galápago leproso animales en mi jardín.